Para conseguir tener un abdomen plano y unos músculos abdominales marcados, visibles y bien definidos es conveniente tener en cuenta tanto nuestro entrenamiento como nuestra dieta.

Además que sean visibles o no interfiere en la cantidad de grasa corporal que tengamos, ya que una persona por mucho que trabaje sus abdominales, estos no serán visibles si la cantidad de grasa corporal es elevada.

Podemos entrenar los músculos abdominales de muchas formas y con una gran variedad de ejercicios, que deberán centrarse en la parte superior, inferior y oblicuas de nuestro abdomen para trabajarlo totalmente.