Remo a un brazo con mancuerna

El remo a un brazo con mancuerna es otro de esos ejercicios que no debe de faltar en tu rutina de espalda. Se trata de un ejercicio que nos ayudará a trabajar de forma correcta nuestros músculos dorsales.

Realizar el remo a un brazo con mancuerna es muy sencillo, y tan solo necesitaremos un banco y una mancuerna de un peso que podamos mover correctamente.

¿Cómo realizar el remo a un brazo con mancuerna?

Debemos de realizar el ejercicio en dos partes, primero con un brazo y después con el otro. Para ello, si comenzamos con el brazo derecho, apoyaremos nuestra mano izquierda en el borde del banco y nuestra rodilla izquierda en el otro extremo. La pierna derecha la mantendremos estirada en el suelo hacia atrás y la espalda de estar recta a la vez que miraremos hacia adelante. Es conveniente utilizar un espejo para poder visualizar todo el recorrido.

Nuestro brazo derecho, quedará en suspensión con la mancuerna, que acto seguido llevaremos hacia nuestra cintura, girando levemente nuestra cabeza hacia el lado del brazo.

Inhalaremos aire al bajar la mancuerna, y exhalaremos al subirla de forma progresiva.

Cuando hayamos acabado de realizar las repeticiones con el brazo derecho, pasaremos a realizarlo con el brazo izquierdo de forma inversa.

Una vez acabadas todas las repeticiones, descansaremos 1 minuto y volveremos a comenzar de nuevo.

Recomendaciones para realizar el remo a una mano con mancuerna

Al principio suele ser un ejercicio un poco incómodo, es completamente normal que te sientas así. Con la práctica verás que te vas acomodando y realizando mejor los movimientos.

Evita arquear la espalda o la lumbar, en todo momento nuestra espalda debe de estar rígida y recta, de esta forma evitaremos sobrecargar nuestra columna y evitaremos lesiones. Sobretodo no utilices peso excesivo e intenta realizar al menos de 6 a 12 repeticiones en series de 3 o 4.

Visualiza el siguiente vídeo si quieres ver como realizar el remo a una mano con mancuerna en movimiento:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *